Home Balonmano Nueva etapa, viejo imposible